Masaje para mujeres lactantes

masaje en los pechos para madres inexpertas

Muchas jovenes madres chinas necesitan ayuda ultimamente para amamantar a sus bebés, lo que ha hecho nacer una nueva profesión, la consultoría de lactancia.

La organización mundial de la salud defiende activamente la alimentación de los bebés con leche materna, con beneficios para el bebé y para la madre, reduciendo el riesgo de cancer de ovario y el peligro de obesidad después del parto.

En los centros de lactancia chinos cada nueva “consultora” puede atender hasta un máximo de cinco clientes al día, cobrando entre 64 y 80 dólares por sesión de dos horas. Se trata de un servicio caro pero que facilita mucho el día a día de las madres primerizas, existe multitud de información acerca de cómo dar el pecho correctamente pero suele ser confusa y contradictoria, y el personal de los hospitales públicos está demasiado ocupado como para dedicar tiempo a estos detalles.

“El servicio es caro, pero estamos satisfechos con el resultado. Mi hija se siente mucho mejor después del masaje” comenta el padre que Jia Tao, que acompaña a su hija a terapia y recibe un masaje profesional en el pecho.

Para los bebés la succión de un biberón es mucho más sencilla que del pecho materno, por lo que muchos bebés rechazan la alimentación natural. La mejor opción es obligarle a succionar incluso si llora, aunque a veces parezca cruel. Para mejorar todo este proceso las mujeres en china reciben masajes en el pecho después de dar a luz, lo que mejora enormemente la generación de leche materna y hace sencilla la alimentación de sus bebés.

Lucia Masajia

Un equipo de profesionales de la salud a tu servicio