Efectos secundarios de la depilación láser: ¿Es seguro depilarse con láser?

La depilación láser se ha vuelto muy popular entre hombres y mujeres que desean deshacerse del vello permanentemente. Sin embargo, antes de optar por este procedimiento, es importante conocer los efectos secundarios de la depilación láser.

La mayoría de las personas que recurren a este tipo de depilación, encuentran que es un proceso seguro y tolerable. No parece haber ningún riesgo significativo para la salud en el largo plazo.

La depilación láser y sus efectos secundarios

Pero a pesar que para muchas personas la depilación láser es un procedimiento seguro, en algunos casos es posible que se experimenten efectos secundarios. Lo más conveniente es pedirle al especialista que realice una prueba en una pequeña zona de la piel. Esto con el objetivo de ver cómo reacciona la piel.

Es importante mencionar que un par de días después del tratamiento, la zona de la piel tratada puede verse enrojecida. También es posible que la piel se vuelva muy sensible, y en algunos casos la sensación es similar a la de una quemadura solar. No obstante, la depilación láser como tal, no es un procedimiento doloroso.

Hasta cierto punto es normal que surjan efectos secundarios después de una depilación láser. En la mayoría de los casos son efectos secundarios menores y temporales. Sin embargo, si se experimentan efectos secundarios duraderos, es fundamental consultar al dermatólogo.

Enrojecimiento e irritación

Cuando se realiza el procedimiento, el láser daña los folículos pilosos del área seleccionada. El cuerpo reacciona a esto, por lo que muchas personas pueden experimentar enrojecimiento e irritación en el área tratada. Además, se puede sentir hormigueo y sensibilidad en la piel, y muchas veces la piel se inflama ligeramente.

Estos síntomas a menudo son de corta duración, aunque muchos dermatólogos recomiendan un anestésico tópico para reducir la reacción en la piel. La irritación debería desaparecer luego de la reacción inicial.

Para tratar la hinchazón y el enrojecimiento, se pueden aplicar bolsas de hielo o tomar un baño frío.

Las costras y cambios en la piel

En algunos casos las personas también experimentan la formación de costras sobre la piel tratada. Aunque es un efecto secundario menor, puede ocasionar algunas molestias. Es decir, las costras con frecuencia producen cicatrices. Por lo tanto, se recomienda utilizar una crema hidratante después del procedimiento para evitar este problema.

Otro efecto secundario de la depilación láser son los cambios en el color de la piel. Algunas personas experimentan cambios ligeros de color en la zona tratada. Es posible que la piel luzca un poco más oscura, o más clara después del procedimiento. La buena noticia es que estos cambios tienden a desaparecer a medida que pasa el tiempo y la piel regresa a su tono normal.

Lesiones oculares

Este tipo de depilación requiere el uso de potentes láseres, por lo cual existe el riesgo de lesiones oculares. Esto es potencialmente peligroso cuando la depilación se realiza en el rostro, cerca de los ojos. Por lo tanto, tanto quien realiza el procedimiento, como quien lo recibe, deben utilizar equipo protector para los ojos. De esta manera se puede prevenir cualquier lesión ocular.

Infección de la piel

Este es otro de los efectos secundarios de la depilación láser más comunes. Tal como sucede con otros tipos de procedimientos cosméticos de depilación, cuando se dañan los folículos pilosos con un láser, existe el riesgo de infección cutánea. En consecuencia, es indispensable que la zona afectada se trate como una herida hasta que sane.

Si surge una infección luego de la depilación láser, se debe acudir al médico para tratamiento. No se recomienda aplicar antibióticos tópicos de venta libre si aparece una infección.

Quemaduras y ampollas

Finalmente, y en raras ocasiones, existe la posibilidad de que se produzcan quemaduras y ampollas en la piel. Esto sucede principalmente cuando el procedimiento no se realiza correctamente

masajia